Noticias

Colortex se sumó a la cadena de contención del Coronavirus desde que inició el estado de emergencia en el país, logrando con éxito la producción de 30,000 mascarillas para ser donadas al público interno de sus clientes en Perú y Ecuador.

Ellos no se quedaron en casa

Como se sabe, el pasado 16 de marzo se decretó el inicio de la cuarentena obligatoria en todo el país, lo que significó no solo el distanciamiento social sino también la paralización de la mayoría de comercios y establecimientos; dejándonos un aire desolador en todos los peruanos. En ese sentido, Colortex decidió aportar un granito de arena a la situación y adaptó su área de producción de muestras para iniciar la confección de mascarillas nasobucales, inicialmente destinados a todos sus colaboradores, y en un segundo desafío, para los trabajadores de sus clientes.

 

Debido a que las mascarillas serán de uso obligatorio, no solo durante el aislamiento social, sino también al regreso a nuestros centros de labores; el Gobierno ya ha hecho de conocimiento público las especificaciones técnicas para producir estos artículos de alta calidad, resistentes a virus y bacterias, y sobre todo, que no produzcan problemas en la piel durante una jornada laboral completa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Colortex Perú (@colortexperuoficial) el


En medio de estas semanas de arduo trabajo, una marca amiga se sumó a esta gran tarea y, bajo la dirección de Daniel Camargo, fabricaron 8,000 mascarillas, agilizando así la producción y entrega de las mismas.

 

Las mascarillas se han venido entregando en armadas de entre 10 y 15 empresas por semana, y en paquetes de 50 unidades, promediando el número de trabajadores con los que cuenta cada marca; esto con el fin de poder destinar dos mascarillas por persona para que alternen su uso, ya que el material permite el lavado sin problemas de desgaste.

DEJA UN COMENTARIO